🖨📸IMPRIMIR tus FOTOS: ¿Dónde?, ¿Cómo?…

APRENDE COMO IMPRIMIR TUS FOTOGRAFÍAS (y no morir en el intento)

En esta entrada vamos a tocar un tema muy importante, y por el que me habéis preguntado cientos de veces…cada mes. Y es todo lo relacionado con “como imprimir tus fotografías”, algo a priori tan sencillo, y que años atrás era la única manera de compartir las instantáneas que tomábamos, hoy en día se ha convertido en algo prácticamente residual.

Las razones son varias, pero fundamentalmente que ahora el destino final de nuestras fotos ya no es la impresión en papel, sino que la gran mayoría nos conformamos con compartir nuestros trabajos en las redes sociales, desde WhatsApp, hasta Instagram, pasando por Flickr, 500px, 1x, oneeyeland y las mil y una redes sociales que han ido y siguen naciendo cada día.

Debido a esa nueva coyuntura, ya hemos tratado muchas veces como preparar nuestros archivos para que se vean correctamente en las redes sociales, y precisamente en la nueva Videoguía del Panel TK7 os cuento como funciona el módulo de redimensionamiento y enfoque…para web, que no tiene nada que ver con lo que tenemos que hacer para imprimir en papel.

Como no es mi intención luchar contra esto, creo que es el momento de tocar el tema de como imprimir nuestras fotografías, pero a lo “old school” en papel, independientemente del soporte final que escojamos, vamos a tener que tener en cuenta una serie de cosas que os cuento de la manera más resumida posible en esta entrada, así que, si estás listo, tienes tu archivo favorito, y quieres verlo impreso en papel (u otro soporte “físico”), manos a la obra que empezamos.

Además, si te quedas hasta el final del vídeo, te voy a contar como puedes conseguir un descuento de 50 € y poder probar, sin ningún riesgo, este método para imprimir tus fotografías.

Voy a imprimir una foto mía en un cuadro

¡Correcto!, creo que la mejor manera de enseñaros como hacer las cosas es, como siempre intento, haciéndolas, y para eso voy a coger una de las últimas fotografías que he procesado y que habéis podido ver en Instagram:

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Ayer compartía con vosotros el makingof de esta fotografía que tenía en mente desde que viajé hace 3 años con mi amigo @jaicano . La pude hacer realidad como siempre ayudado por el gran @michael.chiaretta que me acompañó entre las afiladas rocas que rodean el increíble faro del cabo de Formentor. La imagen es el resultado de una semana mágica, en la que he ido a la isla para participar en la carrera ciclista @mallorca312 y en la que he sacado tiempo para hacer una foto con la que llevaba mucho tiempo soñando. y a vosotros…¿os gusta este tipo de fotografía de larga exposición metiendo luz artificial o la preferís sin las estelas de los coches? Os leo!!! #formentor #majorca #mallorca #visitmallorca #capdeformentor #lighthouse #lighthouse_world #lighthouses #longexposure #longexposures #long_exposure

Una publicación compartida de ProcessingRAW (@processingraw) el

Y la voy a imprimir en Papel paso a paso y en cada una de las secciones os voy a indicar cual ha sido mi elección. El tutorial, lo voy a dividir en 5 secciones, para que podamos ir viendo una a una las cosas que, al menos yo, siempre tengo en cuenta:

  • Dónde imprimir tus fotos
  • Elección del Soporte Final
  • Elección del Tamaño para imprimir las fotos
  • Preparación del archivo
  • Fidelidad del Color

1. Dónde imprimir las fotos?

Pues esto es muy personal y yo no te voy a decir donde debes imprimir tus fotografías. Simplemente te contaré donde lo suelo hacer yo, y sobre todo qué debes tener en cuenta para valorar un laboratorio/imprenta como candidato para que se encarguen de plasmar tus fotos. Lo más importante es que busques un lugar “especializado” en fotógrafos, no en cualquier tipo de público que sólo quiere enviar un archivo y que el laboratorio le manipule el archivo… Al fin y al cabo, nosotros somos fotógrafos que dedicamos mucho rato a preparar, planificar y procesar la fotografía para que nos quede exactamente a nuestro gusto, así que vamos a intentar que el laboratorio “solo” se encargue de hacer su trabajo que no es otro que imprimir la foto e intentar que esta quede lo más parecida a lo que nosotros hemos creado.

Servicios que imprimen fotos hay cientos, laboratorios e imprentas buenas ya hay menos, para identificarlos simplemente echa un ojo a los siguientes puntos a ver si los cumplen:

  • Servicio orientado a fotógrafos profesionales (normalmente tienen un are “PRO” donde tu puedes enviar tus archivos de una manera diferente)
  • Alguna sección dedicada a la gestión del color. Si el laboratorio tiene una sección en la que hablen de espacios de color, perfiles de color, que te indicen dpi a los que debas enviar tus archivos, etc.…es muy buena señal. Huye de los lugares en los que simplemente te piden un jpeg y “lo que salga”.
  • Que pongan a tu disposición los perfiles ICC de las impresoras que utilicen (luego veremos qué es esto). Cuantos más perfiles ICC mejor, quiero decir, no será igual un perfil ICC para imprimir un cuadro en aluminio, que una foto en Papel Fine-Art.
  • Área de soporte con preguntas frecuentes dedicadas a fotógrafos, no a público general.
  • Huye de lugares con el menor precio posible. Como todo en esta vida, cada empresa quiere ganar dinero, y si tu estás ofreciendo el mejor servicio posible, es prácticamente imposible que lo puedas hacer al mismo precio que otra empresa de “servicios mínimos”

Si el lugar con el que trabajas cumple la mayor parte de estos puntos es muy buena señal, personalmente siempre imprimía mis fotos en Dinasa y actualmente lo hago en SAAL digital, sé que hay muchas más y estaré encantado de leer tus opiniones en los comentarios, pero esa es mi experiencia y no puedo hablar de otros lugares. En ambos sitios el resultado final (si tu haces las cosas bien) ha sido siempre excelente. El principal motivo de trabajar ahora con SAAL es que me facilitan mucho el trabajo, todo es “más cómodo”, cuidan al detalle la gestión del color, y encima tienen siempre algún cupón descuento (como el que podréis descargar al final del post) que hace que, sin ser los más baratos del mercado (huye de los sitios ganga) hace que puedas ahorrar algo de panojita.

Por lo tanto, para el ejemplo que nos ocupa en este caso voy a enviar mis archivos a SAAL digital.

Pero lo dicho, más importante que donde imprima yo mis fotos, es que encuentres un lugar que cumpla los puntos que os he contado…ESO ES BÁSICO si quieres un resultado fidedigno a lo que tienes en el ordenador.

2. Elección del soporte final

Buff, aquí voy a tratar poco tema, porque esto si que es ultra personal y da para 4 posts. Básicamente, para no liarla mucho, dividiremos en dos grupos: los que imprimen muchas fotos en papel, para almacenar a lo old school, o los que imprimen un poco en “gran formato” para decorar (cuadros, lienzos, etc..).

IMPORTANTE: si tu eres de los que imprimen para exposiciones, seguramente sepas mil veces más que yo, así que no te meto en el post 😉

Yo aquí os vuelvo a contar mi experiencia que es de lo que sé, y yo me englobo en ese grupo que imprime fotos a “gran tamaño” en algún tipo de soporte decorativo, para darme el gusto de “regalar” mis fotos. Los soportes que encontramos a día de hoy son múltiples, Cartón pluma, FOAM, aluminio, metacrilatos, foto lienzos, Bufff, lo mejor que puedes hacer es echar un ojo al laboratorio con el que vayas a trabajar y que te comente sus opciones porque son múltiples.

Yo en Dinasa siempre trabajaba con el famoso cartón pluma, pero desde que imprimo en SAAL he probado 2 de sus soportes de cuadros (metacrilato y Aluminio) con muy, muy, muy, muy buenos resultados, si alguien quiere venir a tomar un café a casa le muestro como han quedado!

Pero en este post, para seguir el ejemplo y encima probar cositas nuevas, voy a probar el tercero lo que ellos denominan GalleryPrint en acabado mate, que tiene una pinta espectacular.

Si quieres ver los distintos tipos que tienen lo explican en este enlace y además también te envían un muestrario con todos los acabados a casa para que puedas decidir cual se adapta a tu elección:

Aquí veis una tabla comparativa con los materiales para cuadros que podemos encontrar en SAAL

3. Elección del Tamaño Final

Bien, este tema es de los que más dolores de cabeza os da, así que voy a tratar de ser lo más directo y simplista posible. Lo primero que tienes que hacer es saber la relación de dimensiones que tienen tus ficheros digitales, normalmente 2:3 o 3:4. Si estás trabajando con una cámara de gama media alta, estoy seguro de que el ratio de tus archivos será 2:3, pero para cerciorarte tan solo debes dividir el lado corto entre el largo y ver el resultado:

  • Dimension corta/ Dimensión Larga = 0.66 à Tu fichero es ratio 2:3
  • Dimensión corta/ Dimensión Larga = 0.75 à Tu fichero es ratio 3:4

Esto no es baladí, ya que, aunque podrás imprimir a cualquier tamaño partiendo de cualquier ratio, lo más fácil y donde menos guerra vas a encontrar es imprimiendo en un formato final con el mismo ratio que el de tu archivo digital.

Puedes imprimir una imagen en ratio 3:4 partiendo de un fichero 2:3? Por supuesto, pero que sepas que sí o sí, te va a tocar recortar parte de tu fichero (o bien “inventarte” parte si no quieres recortar…

Ojito a la importancia de la proporción o ratio a la hora de imprimir tus fotos

Que sepas, que incluso un formato final del mismo ratio que tu archivo digital siempre vas a tener algo de recorte (muy poco) porque por motivos técnicos que yo desconozco, en el proceso de impresión la imagen se amplia un 2-3% y es posible que tengamos zonas que recortar (o márgenes blancos). Si el laboratorio es serio, posiblemente te proporcionen plantillas psd que podrás abrir en Photoshop para ver exactamente cómo va a quedar tu imagen (eso lo veremos más adelante)

En mi caso, teniendo en cuenta que es una foto con bastante resolución (A7RIII) concretamente es un archivo   7752 x 5170 px. Siguiendo el consejo anterior, podemos dividirlos y ver que la relación es de 0.667, ósea tengo un archivo con un ratio 2:3. Por lo tanto, para decidir qué tamaño elijo, voy a buscar directamente en tamaños con esa proporción:

Varios de los formatos que puedes imprimir en ratio 2:3

De cualquier manera, este enlace nos indica muy bien el problema que puedes encontrar con los recortes y sobre todo como calcular cuantos mm se va a recortar tu imagen en función del tamaño de entrada y de salida. Pero ya te digo, que los mejores laboratorios te ofrecerán una plantilla psd para que veas como va a quedar tu mismo. Simplemente la descargas, la abres en Photoshop y luego al añadir tu fotografía podrás dejarlo todo a tu gusto.

Por lo tanto, con la elección hecho, lo primero que hago es descargar el psd del tamaño que quiero imprimir y guardarlo a buen recaudo que lo usaremos en la siguiente sección.

4. Preparación del archivo

Bueno, una fase que es más sencilla de lo que todos pensáis. Si queréis preparar vuestro archivo, pasándoos por el forro de los c***** la última fase, lo único que hay que hacer es coger vuestra foto, y enviarla a vuestro laboratorio de la manera que os lo pidan (normalmente con alguna aplicación, o por FTP). Ahora, como vamos a intentar hacer las cosas bien, yo os cuento paso a paso como lo hago yo:

  1. Abro el PSD que he descargado del área PRO para las dimensiones de mi cuadro Abro la fotografía que tengo lista para imprimir (normalmente un tiff con muchas capas)
  2. Acoplo la fotografía tiff para que no tenga muchas capas y sea más manejable
  3. Compruebo el tamaño en px del psd (8882 x 5929 px a 300dpi)
  4. y lo comparo con el de la fotografía que voy a imprimir (6894 x 5170 px a 300dpi).
  5. Cambio el tamaño de la fotografía que voy a imprimir para que la dimensión más corta sea igual que la del psd. (En este ejemplo tengo que aumentar mi fotografía pasando de 5170 px a 5229 px)
  6. Pego la fotografía en él .psd donde puedo ver las zonas que se van a recortar

Y con esto tendría listo mi archivo, al tamaño perfecto y sabiendo de antemano que partes van a desaparecer de mi imagen. Aquí ya podríamos guardar el archivo en jpeg y enviarlo al laboratorio, pero todavía nos queda una etapa más que es de las más importantes para evitar sustos y malas experiencias. La Gestión del Color…. Ouhhh mamma!!!

5. Fidelidad del Color

Pfuahh, fidelidad del Color!!!, Gestión del Color, Espacios de Color, perfiles de color, perfiles ICC, calibración del monitor…madre mía!! ¡¡¡¡Me peta la cabeza!!!!

A ver, no voy a explicar en profundidad ninguno de estos consejos, ya sabéis como me gustan a mi las cosas fáciles y directas, así que esto es lo que os interesa:

La correcta gestión del color va a permitir que el archivo que tan meticulosamente has procesado en tu ordenador se vea exactamente igual en la versión impresa que vas a recibir en tu casa.

Chimpún, algo tan sencillo como esto, y algo que casi nadie hace bien y por tanto llegan luego las lamentaciones cuando lo que recibimos en casa no tiene nada que ver con lo que hemos hecho, sombras empastadas, saturaciones disparadas, altas luces quemadas etc.…

Y bien, ¿en qué consiste la gestión del color? Pues básicamente aquí debemos tener en cuenta dos cosas:

  • La primera que tengas un buen monitor con una representación “amplia” del color y sobre todo…que lo tengas correctamente calibrado, sin esto no hay tu tía, y lo que tu estás viendo puede que no tenga nada que ver con la información RGB que tiene el fichero. Si no has calibrado el monitor, no hay nada que puedas hacer para cerciorarte que lo que ves es lo que vas a recibir. Yo para calibrar mi monitor utilizo el i1 Display PRO de X-Rite, un calibrador que calidad precio me parece el mejor que puedes comprar, pero no os voy a hablar de eso aquí, de hecho, si os interesa este tema, dejádmelo en los comentarios y puedo hacer un tutorial acerca de cómo calibrar el monitor.
  • La segunda es que tengas acceso a los perfiles ICC de las impresoras que se vayan a utilizar en tu trabajo, y ahora es cuando entenderéis porqué es tan importante que vuestro laboratorio ponga a vuestra disposición estos archivos. De manera resumida el perfil ICC es como va a interpretar un dispositivo de impresión en este caso los colores de tu archivo, y variará con la impresora, pero también con el tipo de soporte que vayamos a utilizar, con lo que, si el laboratorio/imprenta es serio, debería tener a nuestra disposición un perfil ICC para cada pareja de soporte/impresora que vayan a usar. No es lo mismo que vaya a imprimir en metacrilato, que en papel fine-art, que un foto lienzo que en aluminio.

Para seguir este ejemplo, yo en mi caso he descargado el perfil ICC recomendado para el acabado Gallery Art, que puedes encontrar en este enlace que contiene absolutamente todos los perfiles ICC que este laboratorio va a usar.

¿Y ahora qué?, ¿Qué hacemos con esto? Pues muy fácil, ahora si que tenemos ya todo lo que necesitamos, un monitor calibrado, y un perfil ICC para nuestro acabado, tan sólo debemos seguir los pasos que os cuento en el vídeo, y que tenéis aquí explicado para instalar el perfil ICC en Photoshop y poder simular la interpretación que va a hacer esa impresora en ese acabado para ver el resultado que obtendré.

  1. Instalamos el perfil ICC en función de si usamos Windows o Mac:
    1. MAC OS X: copia los ficheros en el directorio /Library/ColorSync/Profiles
    2. Windows: clic con el botón derecho del ratón sobre el archivo y seleccione «instalar perfil»
  2. Duplico la imagen que tenemos para poder hacer la comparación de manera más efectiva. Puedes usar el menú Imagen> Duplicar, o directamente el Panel TK7 pulsando el botón Duplicar
  3. Ajustes de Prueba de color: en Photoshop vamos a decirle al software que interprete el archivo a través del Perfil ICC que hemos instalado:
    1. Activar el ajuste de prueba

Y en el cuadro de diálogo que aparece, simplemente seleccionamos en “Dispositivo para Simular” el Perfil ICC que hemos instalado previamente (si no te aparece es posible que necesites reiniciar Photoshop)

Desde aquí puedes aceptar o guardar esta configuración si es algo que uses frecuentemente para seleccionarlo sin cargar nada.

  1. Aplicar la prueba de color: Por defecto debería aparecer marcada la prueba de color que va a alternar entre aplicarla o dejarla sin ella. Siempre puedes activar y desactivar usando CTRL+Y

Verás que la imagen es ostensiblemente diferente al archivo original que tu has editado. Esto es lo más parecido a lo que nos vamos a encontrar cuando recibamos nuestro producto, para eso hemos instalado el Perfil ICC y hecho los ajustes de prueba en Photoshop.

 

  1. Igualamos el color en ambas copias. Ahora estaremos viendo nuestra imagen original en la primera copia, y en la segunda una simulación de lo que obtendremos. Nuestro objetivo es ser capaces de emular el resultado que teníamos en esta segunda copia que es lo más parecido a lo que vamos a encontrar cuando recibamos nuestra fotografía impresa. Para ello yo:
    1. Creo una capa de ajuste de Brillo/Contraste y ajusto lo que necesite hasta que la luminosidad y el contraste se parezca lo más posible a la imagen original
    2. Creo una capa de ajuste de Saturación, hasta que el color sea lo más aproximado a lo que tenía.
  2. Guardamos el archivo en JPG (máxima calidad) y ¡¡SIN INCRUSTAR EL PERFIL ICC!! Esto es súper importante, el archivo que enviemos al laboratorio debe tener el perfil de color que ellos te digan EN NINGÚN CASO DEBES INCRUSTAR EL PERFIL ICC EN LA FOTOGRAFÍA. En el caso de este ejemplo, en este enlace nos dice el laboratorio los perfiles y espacios de color que aceptan, y en el caso de un cuadro de este estilo podemos hacerlo en sRGB, Adobe RGB (1998) o ProPhoto RGB.

Y tras estos 5 pasos ya tenemos nuestra fotografía lista para enviarla al laboratorio y que ellos se encarguen de realizar la impresión de nuestra fotografía con la mayor fidelidad posible de color.

Para acabar con el ejemplo, en mi caso utilizaré el programa que puedes descargar de SAAL, pero también existe la posibilidad de enviarles los archivos vía online sin ningún problema. El proceso es tan intuitivo que no creo que haga falta que os explique nada, ya que cada casa tiene su sistema, pero son todos muy similares para el caso de impresión de grandes formatos:

  1. Eliges el producto final (soporte, tamaño, acabado, etc.)
  2. Subes tu fotografía
  3. La añades al programa
  4. Pagas la panojita
  5. Esperas a que llegue a casa

Sin más, y hablando de panojita, os dejo esta web desde la cual, si decidís imprimir vuestros cuadros en SAAL os van a regalar 50€ de descuento, así, sin gasto mínimo. Echad un ojo al link que ahí os explican todo (ojo que a mí me da igual que lo hagáis con ellos o con quien sea, no me voy a llevar ninguna comisión por cada cuadro vendido, que quede claro, jejejeje. Simplemente les he pedido que os creen un enlace especial para lectores de ProcessingRAW para que podáis aplicar todo lo que os cuento aquí sin riesgo alguno (salvo que os pete la cabeza por leerme) y os llevéis un regalito muy especial.

CONSIGUE 50€ PARA SEGUIR EL TUTORIAL SIN RIESGOS

Y como esto es un ejemplo práctico, te preguntarás, vale Antonio, ¿y el resultado de tu proceso? Pues mira, eso es lo que vamos a ver en cuanto me llegue el cuadro, que será supongo que en 3 o 4 días. Ahí aprovecharé para abrir todo junto a vosotros y que veamos si el resultado del tutorial es el esperado o la hemos cagado. Así que, si aún no estás sucrito al Canal de Youtube, no sé a qué esperas!!!

¿Qué os ha parecido el tutorial? ¿Te animas a imprimir tus propias fotos? ¡¡¡No lo dudes y aprovecha los 50 pavos para hacer algún pedido y ver qué tal queda!!!!!

Author: Antonio J. Prado

Soy Antonio Prado, creador de la web ProcessingRAW. Llevo ya muchos años como aficionado a la fotografía, especialmente a la fotografía de paisaje y de acción, y desde siempre he visto como hay un secretismo, a mi modo de ver absurdo, entre la mayor parte de los aficionados. En ProcessingRAW sobre todo he querido "quitar" el miedo a muchos aficionados que están empezando ahora y que creen que nunca serán capaces de realizar esas fotografías que se ven por la red y que llegan a intimidar. Bien, para ello, estoy mostrando, y ofreciendo a TODOS, la posibilidad de ver los ANTES y DESPUÉS de cada fotografía que cuelgo, junto al tutorial de revelado que he utilizado para cada fotografía. De esa manera todos podemos ver como son los RAW de partida de cada fotografía y compararlo con las que conseguimos cada uno. Creo que es una manera genial de quitarnos miedos y complejos, TODOS PODEMOS TENER GRANDÍSIMAS FOTOGRAFÍAS EN NUESTRA TARJETA DE MEMORIA, solo hay que tratarlas con cariño ;-) Saludos y mucha LUZ!!!

Share This Post On

12 Comments

  1. Enhorabuena por el artículo. Así se ve claramente la responsabilidad que tiene un fotógrafo antes de imprimir una foto. A veces se olvida y se le echa la culpa a la empresa que imprime cuando no es así.

    Post a Reply
  2. Excelente video Antonio, me sumo a la petición de otros compañeros de cómo hacer este proceso directamente con Capture One. Yo no uso photoshop.

    Post a Reply
  3. Excelente tutorial. Me encantaría que nos explicaras como imprimir nuestras fotografías directamente desde Capture One para no tener que depender de otros programas.

    Gracias!

    Post a Reply
  4. Excelente tutorial. Me encantaría que nos explicaras, si es posible, como realizar los mismos pasos con Capture One para no depender de otros programas para imprimir nuestras fotografías.

    Gracias

    Post a Reply
  5. Hola. Me apunto a la petición de Gustavo y Miguel Angel de como calibrar un monitor sin hacer uso de un calibrador. Trabajo con dos monitores no profesionales y no consigo que se vean igual las fotos en uno o en otro. Encima cuando las publico y las veo en mi Ipad se ven también diferentes de lo que veo en cualquiera de los dos monitores. Algo así como que tu pongas a disposición nuestra unos ficheros con unas fotos de algo de color asequible por nosotros (tapón azul de una marca de leche, un brick de un zumo conocido, etc), entonces nosotros con tu foto y el producto comprado podemos intentar calibrar el monitor para que tu foto se parezca lo más posible al producto. Muchas gracias.

    Post a Reply
  6. Buen tutorial, pero echo de menos que no hablas en ningún momento de RGB o CMYK, a mi se me ha dado el caso en el que me piden que le mande el archivo en CMYK y al pasarlo desde RGB cambia bsatante.

    Post a Reply
  7. Muy bueno el tutorial, nosotros nos dedicamos a la impresión siempre somos los culpables de la mala calidad del color de las impresiones.

    Post a Reply
  8. Muy bueno el tuto. Se aprende mucho de la experiencia de los demás, pero una pregunta.Cuando estás eligiendo el perfil ICC en la ventana «Personalizar condicion de prueba», ¿qué haces con las casillas de «Opciones de visualización (en pantalla)», las dos que indican Simular color del papel y Simular tinta negra, las marcas o las dejas desmarcadas? Es que el cambio es muy sustancial cuando las activo….

    Post a Reply
  9. Genial tutorial, me viene al pelo! Solo tengo Lightroom 5 y tal como se ha puesto adobe pensaba pasarme a Capture One. Pero, claro, si dices que hace falta Photoshop ya la hemos liado. Ahora no sé si voy a tener que morir finalmente en adobe. Por otra parte, estoy para comprar un monitor, solo soy aficionada pero quisiera llegar más lejos, ¿crees que tengo que comprar un monitor con adobeRGB, o con sRGB tengo bastante? Me gustaría imprimir, de hecho todos los años les regalo a mis amigos un calendario con mis fotos. En fin, gracias por tu vídeo como siempre clarito, clarito.

    Post a Reply
  10. Excelente explicación. Quizás se podría haber añadido algún comentario sobre la prueba de gama, como indicación de los colores que saldrán «empastados».
    Un saludo y gracias por todos tus tutoriales.
    Josep
    PS. Yo ya hace muchos años que uso Saal y estoy muy satisfecho con ellos.

    Post a Reply
  11. Excelente Antonio, y tan pedagógico como siempre. Yo he hecho la prueba con Saal y estoy esperando a ver …
    No estaría mal que nos contaras sobre calibración de monitor y si hay alguna posibilidad mas o menos casera de comprobar como está de calibrado el monitor (sin necesidad de calibrador)

    Post a Reply
  12. Sigo sus tutoriales y consejos con frecuencia. Los considero instructivos, le agradezco el esfuerzo.
    No todos somos profesionales o no podemos contar con los medios adecuados para esta tarea o afición, así que me gustaría encontrar un tutorial o guia de como efectuar una gestión del color lo más eficiente posible, pero en este caso con un monitor no profesional para el trabajo fotográfico.Es decir con un gamut no ampliado(sRGB) y realizar una calibración «a ojo de buen cubero» del mismo.

    Post a Reply

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Pin It on Pinterest

Share This